General

Fracasar.

Es más fácil que mí éxito esté tras el fracaso 99 a que hubiese llegado con el primer intento. Bienvenidos sean los sinsabores que anteceden al éxito, porque cada uno de ellos me acerca más y lo hacen más delicioso.
Puedes pensar que si no vas a llegar al éxito mejor rendirte en el primero y no perder el tiempo, o que abandonar en el primero en el 50 o en el 99 el resultado final será el mismo si al final no lo consigues lograr… pero imagina que la satisfacción plena de conseguir El Logro está en la oportunidad número 100 y solo tienes que intentarlo una vez más, no serian 99 decepciones, si no 99 pasos hacia la gloria
Poner en marcha procesos multiplica los intentos fallidos pero de ellos terminan aflorando los preciados aciertos. El que no quiera decepciones, fracasos, noes y caídas, simplemente que se quede mirando y criticando el mundo.
Llegar al éxito tiene una similitud  con las tragaperras y  es que si juegas una vez tras otra sabes que al final te toca el premio gordo. La vida nos manda pequeños premios con los que podemos conformarnos en el camino. Hay quien juega solo pensando en multiplicar sus monedas y también quien lo hace por saborear el momento de gloria que produce la banalidad de conseguir un premio.
Yo tengo un saco repleto de monedas para jugar. Ya he gastado más de una docena pero también lo es que me han tocado algunos premios que quiero seguir invirtiendo.  Cada moneda que introduzco en la maquina del “éxito” tiene mas posibilidades de llegar al premio gordo, porque cada moneda que no termina en lo esperado es un fracaso con experiencia, cada moneda es un proyecto puesto en marcha y con premio o sin él disfruto sencillamente jugando. El éxito puede ser el optimismo de poner en marcha un nuevo plan cuando sabes que el anterior no ha llegado donde esperabas, la satisfacción puede estar en pasar horas sin dormir fantaseando con una nueva aventura.
Hay porcentajes sobre el dinero invertido para obtener el premio en una tragaperras, No los hay sobre cuantas aventuras empezar para que alguna pueda considerarse un no fracaso. En las tragaperras sabes cuando ha llegado el “éxito” y es cuando hay un sonido casi eterno de monedas cayendo y gente mirando, en la vida uno nunca sabe cuando ha llegado al verdadero éxito.
Seguiré insertando monedas porque me gusta inventar nuevos retos, nunca tengo la sensación de fracasar y me encanta jugar, descubrir,aprender… me apasiona el no llegar nunca a ganar el dichoso premio gordo… realmente es mas divertido conseguir que tener.
Únicamente quiero compartir esta ligera reflexión en esta época tan transcendental en mi vida.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja tu comentario

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.