Deporte / Sports General

Micromundo triatlón

Este es mi último post para la revista Sport training magazine.

“Ahora que vas a competir en élite, ligarás con más chicas… y si ya haces un top 20 ó 10, ya habrá algunas más que se fijen en ti”.

No es ninguna broma, esto lo oí poco antes de mi primera participación en un campeonato de España élite de triatlón hace unos 10 años. Si no fueron esas sus palabras precisas al menos sí me trasmitió algo así como “ligarás según compitas”. Sentí cierta pena por el chico que me lo dijo, creía sus propias palabras, sin duda vivía dentro de la burbuja llamada “micromundo triatlón”.

Lo reconozco, he sido y hasta puedo decir que soy un “enfermo” de este deporte. Son muchos años en este clima de sobre esfuerzo socialmente recompensado, pero afortunadamente no le he dado exclusividad y he dejado que otros mundos contaminasen y completasen mi existencia.

Realmente pienso que hay quien observa todo lo que le sucede y rodea desde el prisma de nuestro deporte. Poco importa que buenas oportunidades se marchen si se consigue nadar, montar en bici y correr más rápido que tu archienemigo, ese deportista que pertenece a tu grupo de edad y que te disputa habitualmente la posición en las competiciones. Ya no se trata de ganarle por satisfacción, es por necesidad. Hay a quien no le importa sacrificar prácticamente todo lo superficial y lo relativamente importante por su hobby, la única medida del éxito viene por el puesto en una competición. ¿No estaría alguien así viviendo dentro de una burbuja?

Reconozco también que he verbalizado pensamientos que me han delatado como un habitante del planeta triatlón. Pensamientos generales en los que no tenia en cuenta que la gran mayoría de personas que habita este mundo ni tan siquiera conocen en qué consiste este deporte. Mis ideas fueron fulminadas con un “No todo el mundo conoce ni practica el triatlón”, de alguien de confianza.

Tengo la sensación de que hay quien se ha quedado atrapado en una vida de resultados, con la presión de tener que demostrar que puede ser un top 3, 5, 10… De competir para mantener el “estatus”, de entrenar obsesivamente para no perderlo; sin entender que según pasa el tiempo aparecen otras nuevas necesidades de manera inevitable.

Micromundo triatlón es quizá creerse un fracasado por una mala carrera, sentirse señalado por extraños que ni tan siquiera saben si has competido, es quizá contar con una presión constante por los resultados de la actividad que hacemos en nuestro tiempo libre.

Micromundo triatlón es medir todo en sub, top, grupo de edad, cuadro, grupo, gama, watios, kilómetros, likes…, lastrado y acomplejado por lo que no se tiene y pensando que la felicidad plena o al menos duradera llegará al tenerlo o lograrlo.

Micromundo triatlón es no poder creer que el triatlón carezca de popularidad entre los seguidores del deporte televisado, que no sea tan mediático como el fútbol, indignarse porque el reconocimiento de medios de comunicación no sea proporcional con el esfuerzo del atleta. Lo que el forofo demanda es un show, pero algo que dura 8 horas y es tan estático, difícilmente puede resultarle emocionante al gran público.

Es cierto que quien compite triatlón tiene que ser organizado con su tiempo y que saca más partido a sus horas, no lo dudo, pero también creo que quien trabaja una jornada de 40 horas semanales y le dedica otras más de 20 a la semana a entrenar de verdad, le queda poco tiempo de calidad para satisfacer el resto de necesidades. Quizá tiene una letra pequeña eso de trabajar, entrenar y tener tiempo para lo demás. Una cosa es estar y otra diferente es tener presencia. Si yo entreno 4 o 5 horas intensas en bici un sábado por la mañana, por la tarde no estoy como una rosa, ¿soy el único?

No es el nuestro el único micromundo que puede llegar a crearse. El de la moda o el de las redes sociales son algunos ejemplos. En el del triatlón, como en cualquier otro,  el incremento en la inversión de tiempo, esfuerzo físico y psíquico, dinero, dedicación… está gratificado por la “microsociedad”.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja tu comentario

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.