Deporte / Sports General

Triatletas en tierra de nadie.

En tierra de nadie, sin saber muy bien en que frente combatir. Demasiado dedicados para ser un grupo de edad más, sin las cualidades necesarias para ser profesional; triatletas que no encuentran su sitio en el triatlón actual.

Triatletas con más oficio que beneficio, pescadores de descuentos, cazadores de material gratis, lástima que en el super no se puedan pagar con Km, Watios y medallas en grupo de edad.

Antiguas leyendas que quizá no han sabido dar un paso atrás, como esos “makineros” de 40 y muchos que viven añorando los buenos tiempos; si fuesen actores serían eternos protagonistas de un papel secundario.Triatletas nuevos, no siempre jóvenes, que casi sin darse cuenta se ven en lo alto del podium y se empiezan a plantear si no deberían sacarse una licencia como profesional.

Suficientemente entrenados como para arrasar entre los que compaginan el triatlón con una jornada laboral normal, muy lejos de los que solo se tienen que preocupar por entrenar. Mucho más que un amateur convencional pero sin los requisitos necesarios para que se le pueda denominar profesional.

Quizá es más fácil enfrentarse al triatlón con un año más que darle un giro a una carrera profesional. Grandes talentos, grandes sufridores a los que les duele más ver escapar un puesto que una oportunidad profesional. 

Influenciadores, asesores, referencia, icono… de tantos y tantos amateurs; auténticas y perpetuas bestias incombustibles; blanco de las críticas de los que siempre se esconden detrás de los “si yo tuviera el mismo tiempo para entrenar”. Deportistas resignados a dar un paso atrás que continuan inventando la manera de seguir dando de que hablar.

Triatletas en tierra de nadie, mucho más que un simple hobby. Una mezcla de pasión con obsesión, una identidad demasiado exclusiva que eclipsa a los demás roles por los que la mayoría suelen pasar. Lo reconozco, ha habido momentos en los que no tenía claro desde que frente me encontraba disparando.

También puede interesarte

1 Comentario

  • Responder
    I. Freckles
    10 Abril, 2019 en 12:46

    Porque nunca es tarde, y el tiempo solo se acaba cuando la vida termina. Y hasta ese momento, siempre existe una posibilidad para todo. – Freckles

  • Deja tu comentario

    Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.