General Recursos humanos / Human resources.

El talento fuera de la jornada laboral.

Recuerdo que tenía un Iphone cuando la Blackberry era lo más, un blog de moda en la época en la que twitter empezaba a asomar y una historia de vida tan triste que solo pensaba en crear para evitar recordar.

Se exponía a todo con visión y sin temor, vivía en un mes tanto como otros en un año. Se enganchaba a cualquier novedad que le estimulase. Se inspiraba, creaba, fantaseaba, visionaba  y volvía a crear. Solo había que poner un par de elementos simples, la necesidad y su ingenio para llegar a una brillante innovación.


Era polémica, con gusto por el reconocimiento y sobre todo enormemente critica, siempre más consigo misma que con los demás. Era la antítesis de lo que venia ofreciendo el entorno donde se crió, lo opuesto de lo que un cualquiera solía encontrar.

Se sentía incomprendida, a veces frustrada. Me comentaba sobre aquellos que en el trabajo la señalaban, juzgaban y trataban de desestabilizar. Apostaría que quienes lo hacían la sentían como una amenaza; estoy seguro de que con cada una de sus acciones ponía de manifiesto la falta de talento de los que la querían aplastar, lástima que se mostrara tan insegura.

Tenia una mirada demasiado critica como para resignarse sin mas. Buscaba las soluciones a los problemas que existían y aquellos que quería imaginar. Sus ideas y conceptos eran abstractos, las soluciones concretas y funcionales. Sentía la realidad como algo que tenia que mejorar, conseguía optimizar sin que hubiese tal necesidad.

Curiosa, tremendamente curiosa; analítica, apasionada de su trabajo, cuando encontraba algo que llamaba su atención podía entrar en estado de flow. “Resabidilla” pero nunca pedante, muy de hablar pero no menos de escuchar; nunca lo hacía con indiferencia. Interactuar con ella era una clase magistral.

Pero ella también caía, tan estrepitosa como habitualmente. Se descomponía, desestabilizaba y rompía. Veía el fin del mundo pero al tercer día ya estaba lanzada, persiguiendo algo nuevo, algo mejor que con esfuerzo conseguiría. Nunca dejó que nadie la compareciese.

Ella era talento, se podía ver en su historia de vida. Lo mostraba en el trabajo porque las tareas estimulaban sus recursos, pero sobre todo demostraba su talento fuera de la jornada laboral.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja tu comentario

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.