General

Run away as fast as you can

Quizá eso de buscar soluciones a problemas hipotéticos esta aplazado hasta que nos liberemos de tanto por solucionar, el pensamiento en estos momentos esta enfocado a lo lógico, concreto y preciso y dedicar el intelecto a lo abstracto es algo así como malgastarlo.

Hubo una época en la que nos aburríamos, en la que no teníamos estímulos ilimitados en la palma de nuestra mano. Esto de tener la información a nuestro alcance de manera tan cómoda es una maravilla. Podemos saciar nuestra curiosidad de forma instantánea, el problema es que quizá no llegamos a sentir una elaborada curiosidad puesto que encontramos respuestas inmediatamente, sin apenas dejar espacio a cuestionarnos un poco mas. Resulta cada vez más complejo pensar en abstracto puesto que cada vez lo hacemos menos desde el aburrimiento o faltos de estimulo, no queda lugar para pensar sin lógica, en lo absurdo y lo abstracto y con ello ciertamente hemos perdido cierta creatividad, puesto que el camino de A a B ya esta establecido, no tenemos que inventarlo, solo buscarlo. Hemos apagado nuestro pensamiento lateral y con ello la capacidad de encontrar soluciones brillantes, originales y también la oportunidad de ir un paso por delante de lo que hipotéticamente podría suceder.

En estos días siento que vivimos en la bipolaridad, que nos movemos de lo reactivo a lo pasivo, habitualmente por detrás de los problemas, poniendo parches, mirando a otro lado, acomplejados si mostramos ideas, enganchándonos a tendencias, atemorizados por la superioridad moral que algunos se atribuyen y sin llegar a ser genuinos; hasta para serlo tenemos que mostrar que hay un toque de genuincidad, por lo tanto se transmite como una apariencia más.

Estoy aburrido de las soluciones drásticas, del todo o nada, de los remedios fáciles de aplicación compleja, parece que nos estamos alejando de la búsqueda de algo más complejo pero sencillo de llevar a cabo. No me gusta darle tanto protagonismo al tiempo y tan poco el intelecto.

Echo de menos el pensamiento critico y que tristemente es aplastado por masas buenistas, señaladoras y resentidas. También a los que relativizan y a quienes hacer pensar, me generan curiosidad aquellos que tienen una buena historia conspiradora que contar pero no los que buscan un movimiento conspiratorio (o cualquiera) como identidad. Me gustaría que hubiesen más críticos, de los que no se les reconoce un bando ni la necesidad de ser el polémico del lugar.

Echo de menos genios en busca de la genialidad y no de la popularidad, la popularidad no ha evolucionado el mundo, solo lo ha maquillarlo un poco. Creo que se ha perdido el atrevimiento, parece que la aceptación es un requisito previo a cualquier innovación, la creatividad y el ingenio han quedado como medios para ser mediáticos.

Quizá la provocación se dirige mucho más hacia las personas que hacia las ideas y conceptos, que el desafío es fulminar un pensamiento y no el de hacer razonar sobre los conceptos que nos gustaría presentar. Parece que estamos polarizados en una eterna lucha entren nuestro vs vuestro y que tenemos cierto gusto por la victimización e indignación con asuntos que nos quedan muy lejos; supongo que nos resulta más gratificante opinar y solucionar sobre aquello que no esta en nuestra mano que enfrentarnos a algo en lo que si que podríamos mover un dedo.

También puede interesarte

No hay comentarios

Deja tu comentario

Captcha * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.